fbpx
Home » Comidas típicas » ¡Empanadillas rellenas con dulce de durazno casero!

¡Empanadillas rellenas con dulce de durazno casero!

Preparación

Para preparar la maza vamos a buscar un bol grande en donde vamos a poner las dos tazas de harina, la manteca a punto pomada y el azúcar. Vamos a mezclar los tres ingredientes con la yema de los dedos hasta que se vaya formando una especie de miga, como si fuera pan rallado. Ahora añadimos el huevo y el vino blanco que deberá estar bien frío. Incorporamos estos últimos ingredientes formando una masa suave y compacta. Amasamos unos minutos y la envolvemos en papel film. A continuación llevamos la masa a la heladera y la dejamos reposar durante dos horas.

Antes de armar las empanadillas, retiramos la masa de la heladera transcurridas las dos horas y le vamos a agregar un huevo y arrope. Amasamos hasta que quede bien incorporada a la masa. Estiramos sobre una superficie enharinada con un palo de amasar y cortamos los círculos que estiraremos para hacer las tapitas. Rellenamos cada una de los circulitos de masa con una cucharada de dulce de durazno casero y cerramos haciendo el repulgue que mejor nos salga o que más nos guste.

Disponemos las empanadas en una fuente y las llevaremos al horno hasta que estén doraditas. Luego retiramos. Aparte vamos a batir una clara de huevo con azúcar  hasta alcanzar el punto nieve. Con esta preparación de las claras de huevo pincelamos las empanadas aún calientes y las dejamos que se enfríen para comer.

 

EXTRAS

  • Dulce casero de duraznos

apricot-jam-636_6

El dulce de durazno es uno de los preferidos por grandes y chicos, les dejamos a continuación una receta básica para preparar este riquísimo dulce.

Vamos a necesitar los ingredientes de la lista:

  • Duraznos sin carozo 1 kg (que estén duritos, no tan maduros)
  • Azúcar 700 gr
  • Jugo de medio limón

Comenzaremos lavando y descarozando los duraznos. No vamos a quitarles la piel. Luego procederemos a cortarlos en cubos pequeños y los vamos a poner en una olla bien amplia en donde quepan cómodamente. La olla debe ser una de buena calidad, que no sea propensa a quemar las preparaciones o pegarlas, recomendamos una olla de teflón, aluminio, o una cacerola enlozada.

Ahora, incorporamos a los duraznos el azúcar (por kilo de durazno utilizaremos 700 gr de azúcar, la relación es azúcar 70% del peso de la fruta), añadimos el jugo de medio limón y mezclamos bien para que el azúcar se vaya diluyendo de a poco.

A continuación, ponemos la olla en el fuego y dejamos el fuego al máximo hasta que rompa el hervor. Es importante no revolver o mezclar la preparación hasta que no hierva. Ahora bajamos el fuego y dejamos que continúe cociéndose al mínimo. En caso de que al hervir se forme mucha espuma, vamos a hacerla desaparecer revolviendo apenas con una cuchara de madera, sino dejamos que siga cocinándose sin tocarlo.

Cuando haya pasado una hora desde que bajamos el fuego, vamos a ver cómo está, si los trozos de durazno no se han deshecho o son muy grandes, podemos aplastarlos con cualquier instrumento de cocina, como un pisapapas. Otra opción es procesar un tercio  del total del dulce y luego reincorporarlo. Este último procedimiento hace que la preparación pierda algo de su color natural, pero nada más. Luego dejamos cocinar durante, aproximadamente, 15 minutos o hasta que el dulce nape el fondo de la olla (que nape quiere decir que cuando movamos el dulce veamos el fondo y dejemos marcado un camino, que el espesor del dulce sea lo suficientemente fuerte como para no unirse fácil).

Retiramos del fuego y ya está listo el dulce, envasamos en frascos esterilizados y dejamos enfriar.

¡Esperamos que disfruten de estas recetas y que nos cuenten en los comentarios de esta entrada cómo les salió!

 

Romina Baudo

Romina Baudo

Check Also

bizcochuelo alto y esponjoso

Trucos para que el bizcochuelo salga alto y esponjoso

Cuando de Bizcochuelo hablamos siempre nos imaginamos alto y esponjoso, sin embargo nos sucede muchas ...

Loading Facebook Comments ...