Saltar al contenido

Historias de Misiones: los colonos que vivieron en una cueva durante dos años porque creyeron que Argentina estaba en guerra

En las primeras décadas del siglo pasado, un grupo de colonos europeos ingresaron a la provincia de Misiones y se establecieron en la selva. Estaban ubicados en un triangulo entre San Pedro, San Vicente y El Soberbio.

Sin embargo, en 1944 un hecho ocurrido en el país los hizo pensar que Argentina se había sumado a la Segunda Guerra Mundial. Por lo cual, se metieron en la selva y se establecieron en cuevas donde se quedaron a vivir.

Historias de Misiones

Cuando llegaron a la zona de San Pedro se establecieron, un lugar conocido como Colonia Oculta. Había como sesenta personas, entre adultos y niños.

Es sorprendente como dos de aquellos niños en el año 2005 contaron su historia en primera persona, para entonces ya tenían entre 66 y 68 años:

Relataron como sus abuelos alemanes, llegaron a Brasil pasando al Paraguay y desde allí a la Patagonia, sin embargo no encontraban trabajo. Por lo que, continuaron su camino por la ruta hasta Campo Grande, donde los padres de estos niños se convirtieron en los primeros colonos quedándose allí hasta el año 1942.

También contaron como la situación requería que se metieran en la selva misionera para protegerse, ya que para ese año en Europa había mucho revuelo por la Segunda Guerra Mundial.

Camino hacia la vida en las cuevas

Para 1942, salieron con un carro detrás de otro, cada uno con sus herramientas, carpas, mercaderías y armas. Además cada familia fabricaba su casita una al lado de la otra, De hecho, cada familia contaba con movilidad propia.

Además al ser una comunidad aislada del resto de la población, debían empezar a desarrollar actividades para poder subsistir.

Rabbe y Fiege, unos niños en aquellos años, contaron como sus padres se dedicaron a plantar caña de azúcar, algodón, trigo y maíz, entre otras cosas. También contaban con ovejas y vacas, eran una comunidad donde todos trabajaban y se apoyaban.

Por otra parte, no existía atención médica y por eso cada accidente o enfermedad, era un problema que tenían que resolver.

Luego se establecieron en un nuevo lugar, llamado Gramado. Allí volvieron a plantar, armar el molino, se sembró trigo y maíz. También había miel de abeja, se plantó algodón y se pudo hacer sogas, ropa y cobijas. Los sombreros eran de madera y servían como casco para sus cabezas.

Estuvieron viviendo allí durante algunos años y finalmente se fueron a vivir a las cuevas.

Los colonos que vivieron en una cueva

A mediados del mes de enero de 1944, ocurrió una catástrofe a miles de kilómetros que cambiaria sus vidas. El 16 de enero un terremoto destruyó la ciudad de San Juan, causando decenas de victimas.

De hecho, fue tan poderoso este sismo que repercutió en Buenos Aires y en la provincia de Misiones.

Pero este sacudimiento de la tierra según cuentan Rabbe y Fiege, los dejó en shock y describen así lo que vivieron junto a sus familias:

“Era casi de noche, y estábamos en casa hecha de adobe, de unos parientes. Comenzó a vibrar y se movían las paredes. Nos asustamos y los viejos pensaron que eran bombas en algún lugar cercano. A los días siguientes vimos aviones y ellos pensaron que Argentina había entrado en la Segunda Guerra Mundial. Estábamos todos muy inquietos. Mucho después nos enteramos que había sido el terremoto de San Juan…”

Fue entonces cuando decidieron irse a las cuevas para refugiarse y donde los saltos de agua cubrían la entrada, durante el día los padres iban a trabajar al sembrado para traer la comida y en las noches descansaban en las cuevas. Durante 2 años y medio estuvieron viviendo en las cuevas.

Llevaban una vida de comunidad ordenada y feliz, con el tiempo comenzaron a salir hacia los pueblos para realizar algunos trabajos y con esa ganancia compraban ropa, calzado y hasta caballos.

Con el tiempo ya salieron un poco más y regresaron al pueblo de Monte Alto y allí se quedaron hasta 1960, supieron con certeza que aquellos estruendos que parecía un bombardeo en realidad era un tremendo terremoto ocurrido en la provincia de San Juan.