Saltar al contenido

Historia del Mate (Ilex paraguariensis): Guaraníes, los primeros productores

Todos concordamos que siempre detrás de un gran hito, hay una historia trascendente. Este es el caso del Mate, que para los argentinos es todo un culto y un orgullo nacional de encuentro.

Los Guaraníes, son los primeros productores según la cronología de este emblema que nos caracteriza. De hecho, se describe dos procesos diferentes de elaboración de yerba en el periodo pre colonial.

Es muy interesante como fueron perfeccionando los procesos sucesivos de elaboración, como ser el Barbacuá Mbyky y el Barbacuá Yvaté.

Veremos a continuación en que consistía este proceso y como tuvo mucho que ver hasta llegar a la actualidad, y como resultado la yerba que podemos disfrutar hoy:

Barbacuá Mbyky

En primer lugar, el cosechero se trepaba hasta subir al árbol y de allí las cortaba y arrojaba, donde eran recogidas por el siguiente paso en este proceso llamado: sapecado.

El que sapeca las hojas, lo hace directamente sobre las llamas del fuego y luego están los que acarrean la yerba desde el punto del sapecado al punto de secado.

Las plantas de yerba están dispersas en la selva en su estado nativo. El sapecado se tiene que hacer lo antes posible. Este proceso hace que la hoja pierda gran cantidad del agua, con lo cual se vuelve más liviana y menos voluminosa, simplificando su acarreo.

En la época colonial se hizo de esta manera, por eso se supone que durante la época de los indios fue de forma similar.

Siempre en las imágenes se representa este trabajo se lo ve como una barbacuá primitiva, pero que todavía no era de túnel. Sino más bien se trataba de una simple parrilla sobre el fuego o sobre las brasas, de eso se trataba el sapecado de forma directa sobre las llamas.

También este sistema de trabajo se compone de un equipo de trabajo integrado por una chica que les ceba mate, y hasta era común ver a unos niños correteando y jugando. Pero lo cierto es que se reflejaba esa característica de la cultura guaraní.

Continuamos con el proceso de los primeros productores:

Barbacuá Yvaté

Ciertamente el barbacuá nativo más desarrollado tenia que ver con el barbacuá de túnel. el cual tenía la ventaja de que produce una yerba mucho menos ahumada.

A diferencia de que cualquiera de los otros métodos, ya que el fuego se hacía alejado del barbacuá y además conducía el calor separándolo de los humos mediante un túnel de varios metros.

El túnel liberaba el calor del humo debajo de la parrilla, después el Urú encargado del secado, como figura destacada. De hecho, hasta el día de hoy se conserva ese nombre y la misma función dentro de la industria yerbatera.

Sin duda alguna, el responsable del secadero aunque produzca toneladas de yerba, es una persona que se vale de su conocimiento y de su percepción sensorial. Una cualidad indispensable en los tiempos acertados de la secanza.

Fuente: La Nación