fbpx Saltar al contenido

Tarta de durazno y crema pastelera super fácil

Esta receta de seguro que te va a encantar, es una de las tartas más pedidas a la hora de la merienda y una de las más ricas a la hora de servirla como postre.

Te aseguro que el hacer esta tarta te marcará un antes y un después, es  deliciosa y muy fácil de hacer. Siempre surgen dudas cuando debemos hacer recetas con crema pastelera por el miedo a que no nos salga bien.

La crema pastelera suele tener mala fama, sin embargo es una de las cremas más sencillas de hacer ya que casi todos los ingredientes se ponen al mismo momento y solo hay que revolver una vez que se llevan al  fuego los ingredientes.

Hay muchas formas para hacer esta rica tarta y esta es solo una de ellas. Puede variar en ingredientes y en cantidades pero el resultado será mismo.

Los duraznos y la crema pastelera son la combinación perfecta.

Sorprende a tu familia, ¡no dejes de hacerla! No te vas a arrepentir.

Ingredientes

Para la masa

-100 g Manteca

-200 g de azúcar

-2 Huevos

-2 Tazas harina leudante

-Esencia de vainilla

-Ralladura de limón

-1 Lata de duraznos

Para hacer la crema pastelera

– 500 ml de leche

– 150 gr de azúcar

– 3 yemas

– 1 huevo

– 45 g de Fécula de maíz

– Un chorro de Esencia de vainilla

– 35 gr de manteca

Procedimiento

Para la masa

Vamos a comenzar poniendo en un recipiente la manteca pomada junto el azúcar. Mezclamos un poco e incorporamos los huevos y la esencia de vainilla. En mi caso me gusta mucho como le queda la ralladura de naranja a estas preparaciones y ello ésta no será la excepción, pero solo le pongo una pizca como para que le de un poquito de gusto.

Una vez que tenemos todo bien mezclado, vamos a agregarle de a poco la harina leudante. Las cantidades pueden variar por muchos factores, así que si vemos que la masa ha quedado un poco blanda, te aconsejo que le agregues un poquito más de harina sin miedo.

Mezclamos bien, apenas tocamos con los dedos para terminar de amasar. Dejamos reposar en la heladera por aproximadamente 30 minutos.

Luego retiramos de la heladera y estiramos, la ponemos en un molde para tartas y la pinchamos con un tenedor.  Cocinamos en horno precalentado a moderado hasta que veamos que los costados ya estén dorados.

Retiramos del horno y dejamos enfriar mientras hacemos la crema pastelera.

Para hacer la crema pastelera, primero que nada debemos quitarnos toda clase de miedo que tengamos a que no nos salga. Una vez hecho esto, ponemos en una ollita los huevos, el azúcar y la fécula mientras los vamos mezclando.

Llevamos a fuego moderado y le vamos a ir incorporando la leche despacio sin dejar de revolver. Tenemos que seguir revolviendo hasta que veamos que ha tomado la consistencia deseada.

Una vez que tenemos lista nuestra crema, la tapamos inmediatamente con un plato de forma tal que no ingrese aire en ella. Esto se hace para que no se forme en la crema ninguna clase de capa molesta sobre la superficie. Dejamos enfriar hasta que tome temperatura ambiente.

Cuando ya sentimos que la crema se ha enfriado, la volcamos directamente sobre la masa que ya teníamos lista. Esparcimos bien, cubriendo todos los huecos.

Ahora cortamos los duraznos en gajos y decoramos con ellos por encima.

Llevamos a la heladera por 2 horas aproximadamente para que quede bien firme.