Saltar al contenido

Pechugas de Pollo con Salsa de Naranja y Mostaza

Pechugas de Pollo con Salsa de Naranja y Mostaza.

Muchas veces no sabemos qué cocinar para agasajar a aquellos que queremos, o simplemente para agasajarnos a nosotros mismos. El pollo suele ser un plato habitual y a veces aburrido…

Hoy te traiga una receta sabrosísima y fácil de hacer para que el pollo sea un plato delicioso ¿Te animás a probar?

 

Ingredientes: (para 4 personas)

4 pechuga de pollo mediana (calculando 1 por persona).

1 cucharada de aceite de oliva.

Sal y pimienta al gusto (preferentemente pimienta negra)

12 papas pequeñas o papines.

4 zucchini.

2 hojas de laurel.

 

Hierva al vapor en una olla de agua con sal y las dos hojas de laurel, las papas bien limpias y sin pelar (para que no se rompan pínchelas suavemente con un escarbadientes). Cuando rompa el hervor añada los zucchini  cortados en rodajas de más o menos dos centímetros, y deje hasta que estén tiernos. Cuele, ponga en una fuente. Coloque encima trocitos de manteca, o rocíe con aceite de oliva (o cualquiera que le guste) y tape para que conserve el calor y se derrita la manteca.

 

Para la Salsa

2 naranjas grandes jugosas

1 tarro de yogurt natural (250 o 300 grs)

1 cucharada grande de mostaza de Dijon.

 

Preparado:

Limpie las pechugas, sazónelas con sal y pimienta, y resérvelas hasta el momento de cocinarlas.

Pele las naranjas teniendo sumo cuidado de retirar la parte blanca de la piel (es lo que da sabor amargo a las preparaciones cuando se cocina), coloque los gajos sin pellejo y el jugo que haya salido en un cuenco y reserve.

Coloque una sartén con el aceite de oliva a fuego mediano, dore las pechugas de ambos lados. Una vez doradas retírelas y  tire el exceso de grasa de la sartén pero no la lave, deje esa delgada pátina de grasa. Baje el fuego al mínimo y con la sartén caliente agregue el jugo y los gajos de la naranja, la mostaza y el yogurt, mezcle bien y añada las pechugas.

Cocine de diez a quince minutos, revolviendo de tanto en tanto la salsa para que no se pegue ni agrume y girando las pechugas a fin de impregnarlas

 

Armar el plato para servirlo:

Colocar alternando las papas y los zucchini armando un círculo alrededor del plato, ponga en el centro la pechuga y decore todo con la salsa. Puede poner una ramita de salvia sobre la pechuga.

Decorar con una ramita de salvia fresca.

Comer tomando un rico vino blanco seco, perfecto para realzar el sabor de este plato agridulce.