fbpx
Home » Costumbres y tradicion » Origen de la frase «Tirar manteca al techo»

Origen de la frase «Tirar manteca al techo»

Tirar manteca al techo sin dudas, una de las frases mas populares que existen dentro del vocabulario argentino.

Siempre que alguien la emite, sabemos que se refiere al mal uso del dinero, o mejor dicho, al despilfarro, típico de una persona que puede tener una buena posición económica o no, y que no administra bien los bienes que posee, y/o que gasta en banalidades o cosas sin importancia.

En los últimos años la frase «tirar manteca al techo» se ha tornado un poco irónica, en vista de las constantes crisis económicas que vive nuestro país, y afirmamos que «no estamos para tirar manteca al techo».

manteca al techo

El origen de la frase «tirar manteca al techo»

Desde 1890 a 1940 la Argentina vivió una época gloriosa, donde la abundancia económica llevaba de la mano la extravagancia, y en el mundo entero se hablaba de un país muy rico.

Dentro de todo esos años de gloria se escondían actitudes de las cuales no podemos sentirnos muy orgullosos, debido al comportamiento de algunos «niños ricos» que provenían de familias argentinas acaudaladas.

Se cuenta que el derroche y la extravagancia era propia de aquellas personas y traían algunas costumbres de Europa.

En los años 20 aquellos jóvenes, conocidos como «niños bien», «cajetillas»o «pitucos» eran habitúes visitantes de los cabarets y allí pasaban horas divirtiéndose, donde tomaban trocitos de pan con mucha manteca, que, en conjunto con un cuchillo o tenedor, colocándose estos sobre el borde de la mesa, armaban una especie de catapulta a fin de tratar de dejarlos pegados en el techo.

No siempre se arrojaba con pan, sino que también solían hacerlo solo con manteca, lo que podemos imaginar como habrán quedado aquellos techos.

Se cuenta que la competencia era a ver cual de los panes enmantecados (o sin pan) se quedaba pegado en el techo mas tiempo, o quizás, a la espera de algún distraído cliente se vea sorprendido al caerle encima un poco de manteca.

La Argentina de aquellos años tiene muchas historias que iremos contando poco a poco.

Bibliografía:

ARGENTINA Y EL DESGUACE DEL ESTADO – Enrique F. Widmann-Miguel

RazaFolklorica

Check Also

Trucos para que el mate no se lave

El mate… cuando hablamos de él, no sólo hablamos de una simple infusión. Hablamos de ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *