fbpx
Home » Leyendas y cuentos! » Leyenda quichua del Algarrobo

Leyenda quichua del Algarrobo

Introducción

leyenda del algarrobo

El algarrobo es un árbol muy común a lo largo de todo el territorio nacional. Habita en nuestra tierra desde que el mundo es mundo. Hoy les traemos este relato legendario de la cultura quichua que nos cuenta sobre sus bondades.

La leyenda del algarrobo

Durante el imperio incaico, los pueblos quichuas veneraban a Viracocha, máxima deidad del imperio, además veneraban a Inti, y a las estrellas y al trueno. A la Pachamama también brindaban sus honras y solicitaban su gracia para la abundancia en las cosecha , el éxito de alguna empresa, la caza favorable, la cura de enfermedades, y para cualquier otra cosa que les significara algún contratiempo.

En su honor se levantaron altares y tótems a la vera de casi todos los caminos del reino. Estos monolitos fueron bautizados con el nombre de apachetas y su estructura básica era un montículo de piedras. Los indígenas se paraban frente a ellos para rezarle a la Madre Tierra, o encomendarse a ella. La petición de protección no era gratuita, requería el pago de un tributo que generalmente consistía en hojas de coca, pero podía ser reemplazado por cualquier alimento valorado por la comunidad. Esta especie de pago aseguraba el cumplimiento la petición.

La tribu quichua nunca desatendía las tradiciones y obligaciones impuestas por sus dioses, ya que ellos creían que el normal desarrollo de sus vidas dependían de estas observancias. Hasta que un día la tierra dio frutos de manera extraordinaria. Abundaban el maíz y los vegetales por doquier, las cosechas eran copiosas y ante este brote de bendiciones los quichuas, que se caracterizaban por ser un pueblo trabajador, fue dejándose embriagar por el ocio y de a poco olvidó sus obligaciones con los dioses y el trabajo para rendirse al vicio, la holgazanería y la desfachatez. El alimento era desperdiciado porque no se lo valoraba al ser tan fácil de conseguir, se fabricaba tal cantidad de chicha que todo el pueblo bebía sin límites.

El pueblo ciego ante los placeres terrenales se entregó al disfrute, bebían durante días, comían en exceso, y las horas del día que no dormían se las pasaban bailando. Nadie pensaba que los víveres fuera a acabar alguna vez. Cuando llegó la época de la siembra, nadie se dio cuenta y siguieron de fiesta. Inti (el sol), al ver el comportamiento y la falta de agradecimiento del pueblo decidió castigarlos. Decidió que los castigaría cruelmente y potenció sus rayos para secar ríos y lagunas, lagos y vertientes. Falta de humedad la tierra se endureció y ya no daba nuevos frutos, pero como en las tiendas quedaban alimentos y en las vasijas quedaba chicha a nadie le importó.

Hasta que llegó el día en que todo cambió:

Romina Baudo

Romina Baudo

Check Also

leyenda destapadito

Leyenda del Destapadito

Como bien sabemos en todo lugar siempre existe una leyenda que prevalece a través del ...

Loading Facebook Comments ...