fbpx Saltar al contenido

Budín navideño

Si no sabemos que hacer para las fiestas y tal vez no nos animamos a hacer un pan dulce, esta receta será una buena opción para sustituirlo. También los podemos hacer para agasajar y regalar a algún familiar o amigo.

Es una receta clásica muy práctica de hacer y sencilla, sobre todas las cosas que tiene de bueno es que si sobra alguna rodaja las podemos frezar y simplemente sacarla cuando queramos consumirla.

Podemos hacerlo como más nos guste, con más frutas, con menos pasas, solamente de frutas secas si es de nuestro agrado o por qué no con chips de chocolate.

Ingredientes:

-Manteca 200 g

-Ralladura 1 Limón

-Azúcar 200 grs.

-4 Huevos

-300 g de Harina

-15 g de Polvo para hornear

-100 g de Frutas abrillantadas

-150 g de Pasas de uva rubias y negra

-200 g de Frutas secas

-1 Cda. de Miel

-120 cc de Ron

-110 g de cerezas confitada

-Pizca de sal

Para decorar:

-4 Cdas. de Azúcar impalpable

-Jugo de limón

-2 claras de huevo

-Frutas secas c/n

Preparación:

Primero que nada debemos colocar en un recipiente las pasas junto con el ron para que de esta forma las pasas queden bien remojadas, se aconseja que las dejemos así por un día entero.

Ahora sí comenzamos a hacer el budín y para ello ponemos en un recipiente la manteca a punto pomada, la miel, la ralladura de limón y el azúcar. Es importante que la manteca no se ponga líquida, de lo contrario la consistencia de la pasta no será la misma.

Mezclamos todo enérgicamente hasta que cambie la textura y se vuelva de un color como blanquecino. Luego vamos agregando los huevos, uno a la vez y batimos bien para incorporar todo. Vamos a ver como que cuesta integrarlo un poco, pero tranquilos que se puede.

Ahora sí vamos a añadirle la harina previamente tamizada junto con el azúcar impalpable y vamos mezclando suavemente con la ayuda de una espátula haciendo movimientos envolventes. Solamente hay que mezclar para integrar todos los ingredientes, no hay que batir.

Por otro lado vamos a escurrir bien las pasas y las pasamos por harina, haciendo lo mismo con las otras frutas. Luego las incorporamos a la mezcla.

Forramos un molde para budín con papel manteca y lo rociamos un poco con rocío vegetal.

Volcamos la preparación en la budinera y llevamos al horno previamente precalentado a unos 180° por aproximadamente unos 50 minutos.

Cuando este cerca de cumplirse el tiempo de cocción, lo vamos pinchando para saber si esta listo y retiramos del horno. Dejamos enfríar y desmoldamos.

Ahora para la decoración, vamos a hacer un infaltable y sencillo glasé.

Ponemos las claras en un recipiente y le agregamos la cucharada de glasé. Mezclamos bien para integrar y luego agregamos el jugo de limón.

Batimos enérgicamente hasta que quede lo más firme posible y podamos como escribir o hacer formas.

Sin más, volcamos sobre el budín y decoramos con las frutas que queramos. Si queremos darle un toque diferente al budín, podemos teñir el glasé con colorante.

¡Quedan espectaculares!