fbpx Saltar al contenido

Arrollado primavera

Si no se te ocurre qué preparar y estás aburrida de comer siempre lo mismo, esta receta es para vos y tu familia.

Es un arrollado simple de hacer, sin complicaciones, con ingrediente que utilizamos siempre y que solemos tener en casa. Podemos hacerlo un día antes y servirlo frío o caliente, como más nos guste.

No requiere mucho tiempo para hacerlo, todo depende de las ganas que tengamos de amasar. Si queremos que salga con ese sabor inconfundible que tiene la cocina casera, nos conviene amasar y hacer las tapas para pascualina nosotros mismos.

Si no tenemos tiempo no importa, compramos discos para pascualina y ¡listo!

¡Manos a la obra!

Ingredientes

1 K de Paleta o Roast beef

150 de Queso cremoso

2 Zanahorias

4 Huevos

1 Morrón rojo

1/4 de Chauchas

2 Cebollas moradas grandes

1 Cebollita de verdeo

1 Tomate

1 Cebolla común

2 Discos para pascualina

Procedimiento

Vamos a comenzar salteando la carne en una sartén y para ello debo cortar la carne en tiras finitas, para esta receta se pude usar cualquier corte.

Para que la carne este más sabrosa, vamos a cocinarla junto con las cebollas cortada en tiras y condimentamos bien.  Sólo debemos saltearlos nada más, recordemos que en el horno termina de cocinarse.

Por otro lado hacemos hervir la zanahoria, el morrón cortados en tiras y las chauchas, no se deben pasar de cocción y deben estar a punto de otra forma a la hora de armar el arrollado se nos van a desarmar. Hacemos hervir los huevos. Reservamos.

Ahora es el momento de armar el arrollado, si hacemos la masa nosotros obviamente que va a quedar mucho mejor. Si compramos las tapas para pascualina, nos conviene unir las dos tapas y darle forma rectangular.

Una vez que tenemos estirada la masa, vamos a rociarle un poco de orégano, perejil, ají molido o condimento para pizza.

Ahora colocamos la carne por encima esparciendo bien, no debemos llegar hasta los bordes de la masa porque cuando se lo pone en el horno se nos va a deshacer el arrollado y la idea es que salga bien armado.

Por encima ponemos los vegetales y los huevos duros enteros. Mojamos los extremos de la masa con un poquito de agua y comenzamos a enrollar.

Debemos hacerlo con mucho cuidado siempre tratando de presionar los extremos para que no se nos escape nada. Por último, pincelamos con un poco de huevo y espolvoreamos con un poco de orégano.

Llevamos al horno hasta que se dore bien y servimos acompañando con una ensalada o simplemente solo. Sea como sea que lo sirvas, ¡les va a encantar!